Cláusula Antiabuso

En el 2020, en la iniciativa de reformas para ese ejercicio, se propuso incluir en el Código Fiscal de la Federación (“CFF”) una cláusula “antiabuso” ésto derivado de las observaciones realizadas por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (“OCDE”) referentes a la baja recaudación que hay en México en comparación con otros países de la región de Latinoamérica y el Caribe, así como del estudio de la experiencia internacional respecto de otros países que han aplicado normas y/o reglas antiabuso, (países como Alemania, Australia, Bélgica, Canadá, Corea del Sur, España, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Hong Kong, India, Irlanda, Israel, Italia, Nueva Zelanda, Países Bajos, Suecia y Sudáfrica).

Otro de los puntos que señalan en la exposición de motivos los diputados que propusieron la implementación de una “cláusula antiabuso” en la legislación mexicana, fue la manifestación sobre que en la práctica se ha detectado que diversos contribuyentes realizan actos jurídicos para configurar operaciones con el principal objetivo de encontrarse en una posición fiscal más favorable que otros que realizan la misma operación económica.

Es así como una vez analizados los motivos y razones de la necesidad de incluir en el Código Fiscal de la Federación una cláusula antiabuso, en octubre de 2019, fue aprobada junto con todo el paquete económico del ejercicio 2020 la adición del artículo 5-A al CFF, que señala como se aplicará en nuestro país la norma general antiabuso.

¿Qué es una norma antiabuso o anti-elusión?

Este concepto de “norma antiabuso”, si bien no lo encontramos definido como tal en el CFF, si podemos encontrar una referencia en criterios de tesis jurisprudenciales en las cuales se ha mencionado que las normas antiabuso son respuestas excepcionales a prácticas estratégicas de fraude a la ley o abuso del derecho que buscan controlar el efecto de la elusión tributaria

Es así como se puede concluir que, una “cláusula antiabuso o anti-elusión” es una norma para evitar la elusión fiscal.

¿Qué elementos busca detectar la norma antiabuso incluida en el CFF en el artículo 5-A?

Dos elementos son los que se buscan detectar para identificar si la operación que está realizando el contribuyente corresponden a una práctica de elusión fiscal:

  1. Que la operación del contribuyente no tenga una razón de negocios; y

  2. Que esto generé un beneficio fiscal.

Llegado a este punto es importante definir ¿Qué es razón de negocios?

Al igual que el concepto y/o definición de “cláusula antiabuso”, no hay una definición en el CFF para razón de negocios, sin embargo, el Tribunal Federal de Justicia Administrativa ha emitido una tesis en la cual establece de que se puede entender por “Razón de Negocios” el motivo para realizar un acto, al cual se tiene derecho, relacionado con una operación lucrativa y encaminado a obtener una utilidad .

Es así como se puede entender o definir “Razón de Negocios” como los hechos, las circunstancias, los elementos, la información y documentación con los que cuenta el contribuyente ante la autoridad para acreditar la realización de una operación, la cual es importante esté relacionada con su actividad económica y objeto social en el caso de las personas morales.

¿Qué elementos se deben observar para saber si hay una razón de negocios en una operación?

• Que el acto u operacíon que se vaya a llevar a cabo se encuentre relacionado con la actividad económica, el objeto social de la empresa y se encuentre encaminada a obtener un beneficio económico.

• Que el acto u operación sea licita, lucrativa y tenga un beneficio económico.

• Exista un motivo para llevar a cabo el acto al cual se tiene derecho.

Finalmente ¿Qué es lo que establece el artículo 5-A del Código Fiscal de la Federación?

La aplicación y procedimiento de la cláusula antiabuso para evitar la elusión fiscal. ¿Cómo?

La autoridad fiscal a través de sus facultades de comprobación podrá presumir que un acto carece de razón de negocios con base en hechos y circunstancias conocidas durante la práctica de dichas facultades (visita domiciliaria, revisión de gabinete, revisión electrónica).

Esta presunción no podrá ser determinante hasta que no hayan transcurrido los plazos establecidos en ley para que el contribuyente pueda desvirtuarlos y/o aclarar los hechos y actos observados por la autoridad y que presume carecen de razón de negocios.

Una vez transcurrido los plazos, y con las manifestaciones y pruebas del contribuyente para demostrar que, si hay razón de negocios en sus actos, la autoridad pasará el expediente a un Comité de la misma autoridad para que éste analice y determine si a su criterio hay o no razón de negocios para la operación u operaciones observadas.

Dentro de este estudio la autoridad fiscal analizará como elementos esenciales que la llevaran a determinar si hay o no Razón de Negocios:

• Que el beneficio económico sea menor al fiscal, es decir mayores ingresos, reducir costos, aumentar el valor de los bienes que sean de su propiedad, mejorar su posicionamiento en el mercado entre otros.

• Que no exista un beneficio fiscal sobre el beneficio económico, para lo cual el CFF considera beneficio fiscal cualquier reducción, eliminación, o diferimiento temporal de una contribución.

Es así como lo que busca esta cláusula antiabuso es mejores prácticas en materia tributaria para evitar la elusión fiscal.

Si tienes dudas sobre este tema, contáctanos en info@pdlc.com.mx, los especialistas de pdlc te brindarán de manera personal la asesoría que necesitas.



Regresar