CAPITALIZACIÓN DE PASIVOS Y LA CERTIFICACION EN LA QUE DEBERÁ CONSTAR

Una medida efectiva a la que recurren las empresas en México para su reestructura financiera, es la capitalización de pasivos, entendiendo como capitalizar la acción de aumentar el valor de una entidad y como capitalización el proceso mediante el cual se consigue dicho objetivo.

En ocasiones las empresas tienden a capitalizar sus deudas llegando a un acuerdo con el acreedor a través del cual todo o parte del saldo del adeudo se intercambia por acciones del deudor, lo cual deberá constar por escrito en una asamblea de accionistas.

La capitalización de pasivos (deuda) es una forma de extinción de la obligación de pago al acreedor, toda vez que el artículo 2095 del Código Civil Federal contempla como forma de extinguir obligaciones el pago al acreedor con una cosa distinta a la debida; en una capitalización de pasivos el pago se realizaría con acciones de la empresa.

Con la entrada en vigor de la reforma fiscal 2021, a partir del 1 de enero de este año, los contribuyentes obligados a llevar contabilidad tendrán que guardar la documentación que ampare la capitalización de pasivos por un plazo de 5 años, documentación consistente en actas de asamblea donde conste dicho acto, el documento que certifique la existencia del pasivo y el valor correspondiente del mismo, lo cual quedo señalado en el cuarto párrafo del artículo 30 del Código Fiscal de la Federación:

Artículo 30. Las personas obligadas a llevar contabilidad deberán conservarla a disposición de las autoridades fiscales de conformidad con la fracción III del artículo 28 de este Código.

Las personas que no estén obligadas a llevar contabilidad deberán conservar en su domicilio a disposición de las autoridades, toda documentación relacionada con el cumplimiento de las disposiciones fiscales.

La documentación a que se refiere el párrafo anterior de este artículo y la contabilidad, deberán conservarse durante un plazo de cinco años ... Tratándose de las actas de asamblea en las que se haga constar el aumento de capital social, además se deberán conservar los estados de cuenta que expidan las instituciones financieras, en los casos en que el aumento de capital haya sido en numerario o bien, los avalúos correspondientes a que se refiere el artículo 116 de la Ley General de Sociedades Mercantiles en caso de que el aumento de capital haya sido en especie o con motivo de un superávit derivado de revaluación de bienes de activo fijo. Tratándose de aumentos por capitalización de reservas o de dividendos, adicionalmente se deberán conservar las actas de asamblea en las que consten dichos actos, así como los registros contables correspondientes. Tratándose de aumentos por capitalización de pasivos, adicionalmente se deberán conservar las actas de asamblea en las que consten dichos actos, así como el documento en el que se certifique la existencia contable del pasivo y el valor correspondiente del mismo. Dicha certificación deberá contener las características que para tal efecto emita el Servicio de Administración Tributaria mediante reglas de carácter general.

El documento que certifique la existencia contable del pasivo y el valor correspondiente del mismo, deberá reunir los requisitos que se señalan en la Regla 2.8.1.23 de la Resolución Miscelánea Fiscal (“R.M.F.”) 2021., y ser emitido por Contador Público Inscrito .

Una polémica que surgió con la entrada en vigor de esta reforma, esta relacionada con el requisito que establece que “el documento que certifica la existencia del pasivo y su valor debe ser emitido por el Contador Público Inscrito”, ya que muchos Contadores se peguntan que responsabilidad puede recaer en ellos al emitir el documento en comento.

Es por lo anterior que a continuación se enlistan 5 puntos que deben observar los Contadores al momento de emitir la multicitada certificación:

• Este documento en el que se certifica la existencia contable del pasivo no es un dictamen o por lo menos tanto en el Código Fiscal Federal como en la R.M.F. 2021, no lo refieren como tal, por lo cual no se le puede dar la calidad de dictamen.

• El documento deberá ser emitido por Contador Público Inscrito, el cual antes de emitir dicho documento deberá de allegarse de la información y documentación suficiente para validar que la capitalización del pasivo que esta por certificar es real y hay pruebas suficientes para amparar que si se entregaron los bienes y/o servicios que dieron origen a la obligación. En la Regla 2.8.1.23 de la R.M.F. 2021 señala la documentación que deberá respaldar la obligación que generó la deuda según sea el supuesto.

• El Contador Público inscrito deberá manifestar bajo protesta de decir verdad que la certificación se apego a las Normas de Auditoria Generalmente Aceptadas, señalar nombre, número de cedula profesional, número de registro y firma.

• Se deberá agregar a dicho documento certificado el aviso de actualización de socios o accionistas que haya presentado el contribuyente que capitalizó el pasivo.

• El Contador Público que emita dicho documento que certifica la capitalización del pasivo debe estar Certificado por un Organismo Profesional en la materia. Esta certificación consiste en que se otorga una constancia donde indica que el profesional cuenta con los conocimientos y habilidades requeridos y vigentes para ejercer.

De los puntos anteriores se desprende que la responsabilidad que tiene el Contador Público que lo emita es la de verificar que la información y documentación que le proporcionen los contribuyentes es real, que los bienes efectivamente se adquirieron y entregaron, en el caso de prestación de servicios que estos efectivamente se recibieron por parte del contribuyente, y deberá constatar la existencia y realización de la operación.

Otro punto que destacar es que, en el documento deberá manifestar bajo protesta de decir verdad, que la certificación se apegó a la Normas de Auditoria, lo cual conlleva a una declaración frente a la autoridad, y el declarar en falso puede actualizar el delito de falsedad de declaración prevista en el Código Penal Federal lo cual puede conllevar a ser privado de la libertad y perder su cédula profesional.

Es por lo anterior que resulta importante que el Contador Público que emita el documento que certifica la capitalización del pasivo verifique que efectivamente se llevó a cabo la operación y que además se reúna la documentación e información suficiente que ampare dicho documento.

Así, con la Reforma al artículo 30 del Código Fiscal Federal, respecto de la capitalización de pasivo, se genera una obligación más a los contribuyentes tratándose de aumentos por capitalización de pasivos y un gasto también al tener que ser certificado por Contador Público Inscrito y para el Contador una responsabilidad ética y profesional de verificar que la operación realmente se efectuó.

El Servicio de Administración Tributaria cuenta con un registro y padrón de contadores públicos y despachos donde se puede consultar información general de contadores autorizados para formular dictámenes de empresas y otros contribuyentes.

Finalmente es de destacar que para que el documento que certifica la capitalización de pasivos tenga validez deberá ser emitido por Contador Público Inscrito, el cual deberá señalar su numero de Registro del Padrón de Contadores Públicos del Servicios de Administración Tributaria, por lo tanto no bastará que el Contador Público que emita el certificado de capitalización de pasivos esté Certificado, además deberá estar inscrito en el Padrón de Contadores Públicos del Servicio de Administración Tributaria.

Si tienes dudas sobre que debe o no contener el documento que certifique la capitalización de pasivos o como Contador tienes dudas sobre tu responsabilidad al momento de emitir dicho documento, contáctanos en info@pdlc.com.mx, los especialistas de pdlc te brindarán de manera personal la asesoría que necesitas, además de apoyarte en la presentación de dicho acuerdo.



Regresar